Correduría 35

Ayudar a nuevos empresarios a comenzar sus negocios en la parte legal es una de las grandes satisfacciones de Correduría 35, una oficina de servicios legales y fe pública encabezada por Adrián Ortega Navarrete, abogado y corredor público autorizado por el Gobierno Federal. “Fundé la Correduría en diciembre de 2015, cuando se publicó mi autorización en el Diario Oficial de la Federación”.

Un Corredor es el especialista en Derecho Mercantil y lo que lo distingue de cualquier abogado, es que además de estar avalado por el Gobierno Federal, tiene Fe Pública. Si lo viéramos desde el punto de vista religioso, la fe se reduce a creer en algo que no hemos presenciado y que damos por cierto. Algo semejante ocurre con la Fe Pública, es decir, el Estado se apoya de particulares (en éste caso Corredores Públicos),  y los dota de dicha Fe para por ejemplo: emitir copias certificadas, ratificar un contrato o cuando se trata de emitir un avalúocomentó Adrián.

Correduría 35 se distingue por ser un equipo joven que cuenta con todos los mecanismos para estar en constante actualización, lo que les da “dinamismo, una pronta respuesta de atención y gran actitud. Además, mi formación como abogado en los principales despachos de México,  y posteriormente, como Director Jurídico de MVS, me permite entender las necesidades que tienen los comerciantes y ser sensible de lo complicado que es que los abogados constantemente le digan que a los clientes que no pueden hacer algo en vez de ofrecerles alternativas”.

Para conseguir el éxito en este tipo de empresas “se requiere un elemento distintivo. En nuestro caso, lo ofrecemos con un trato personalizado, tratando de dar siempre solución a lo que requieren los comerciantes de la manera práctica. Y como titular de la Correduría, ofreciendo plena disposición y atención a los clientes los 24/7”.

“La Correduría es mi proyecto personal y profesional más grande, me permite ahora formar abogados profesionales y comprometidos. Y también formar un equipo con espíritu de colaboración y servicio entre nosotros y hacía el público”, comentó.

Sus próximas metas son “seguir creciendo y tener una mayor participación en el mercado. Sin descuidar el servicio al cliente y la buena comunicación que existe como equipo”.

Para Adrián la ventaja de emprender es que, “a pesar de tener una formación legal, nos permite acercarnos a un sinfín de giros y proyectos que resultan sumamente interesantes. Nos gusta ver cómo ayudamos a nuevos empresarios a comenzar sus negocios y nos gusta aún más verlos crecer, asesorarlos y apoyarlos en lo que ése crecimiento implica. La desventaja es que a pesar de que lleva varios años de regulación la figura del corredor público, es aún poco conocida por el propio comerciante e incluso por algunos abogados”, concluyó.



Otras News
TALLER KICK100
agosto, 1
Ponle Play
octubre, 12
Inventive
octubre, 3
Ponle Play
enero, 1
Lax en T1 Sinaloa
mayo, 2